Crí­ticas + Propuestas = Mejores Resultados

Rey MendigoHace un par de dí­as, tuve la oportunidad de reunirme con un grupo de personas con conocimientos y cualidades enriquecedoras sobre tecnologí­a. Conversando con ellos me dí­ cuenta que en mi paí­s existe gente muy talentosa con buenas ideas y que buscamos un espacio donde desarrollarlas.

Escuchando las propuestas, reflexionando sobre los resultados hasta ahora obtenidos, llegamos al tema de las crí­ticas que reciben las iniciativas que en el paí­s en general se proponen. Me refiero a los movimientos que pretenden hacer un cambio en cualquier aspecto ya sea cultural, social, educativo, tecnológico, etc.

En Guatemala la crí­tica es fuerte (quizás también en otras partes del mundo) las personas se creen con el derecho absoluto de hacer pedazos tu trabajo intelectual, fí­sico o material. Quizás se deba al ambiente natural de violencia que enfrentamos. “Somos una sociedad enferma” afirmó un catedrático universitario, al referirse que vivimos con miedo y en un ambiente de inseguridad, quizás tenga razón.

Esa noche reflexioné sobre las reacciones de las personas ante las propuestas que no comprenden, debido a la complejidad del trabajo que conllevan. Hablamos sobre varios casos en particular, en donde la postura de la persona o su “crí­tica” está fundamentada en sus emociones y sentimientos, no en argumentos sólidos que merezcan una profunda reflexión.

Aveces me cuestiono que tan válida es la crí­tica en mi paí­s, intelectualmente hablando, cuando existe un aproximado del 70% de analfabetismo en el paí­s, sólo un 2% de la población tiene el privilegio de llegar a la universidad y menos del 1% logra finalizar sus estudios.

Soy partidaria de la crí­tica, creo que es necesaria y que cuando viene acompañada de propuestas es mucho más enriquecedora ya que permite mejores resultados. Actualmente hay varias propuestas en diferentes sectores del paí­s que buscan un cambio, pero no pueden desarrollarse cuando no podemos desaprender el paradigma que lo que se hace en Guatemala no sirve o no es muy bueno.

Me considero una persona idealista (como muchos), con un deseo muy grande de que las cosas cambien, que tengamos una mejor perspectiva, que nuestra sociedad pueda desaprender las cosas negativas que hasta el momento dominan nuestro pensamiento, que podamos ver de qué están conformadas las iniciativas para apoyar con nuestra crí­tica de manera constructiva, cuando nos preocupemos por informarnos y no solamente reaccionar emotivamente porque algo no nos gusta o no es lo que esperamos.

Comprender el significado de las manifestaciones colectivas e individuales es muy complejo, como la connotación de la foto, pero si solo nos sentamos a ver y criticar a partir de lo que sentimos o nos provoca nunca habrán cambios substanciales ni mejoras de las cosas que realmente nos afectan.

Dejo mi reflexión a la crí­tica, opinión, propuesta…

foto: tomada en la calle Martí­ zona 6.

6 thoughts on “Crí­ticas + Propuestas = Mejores Resultados”

  1. si clásico esa pasión latina, no es algo exclusivo de Guatemala. Para nuestra ve uno de los últimos post de pena2 (desde acá no puedo copiar el link 😛 ), de un cuate culpabdo a medio mundo que los artistas guatemaltecos no sobre salen… me causó gracia ese post.

  2. Definitivamente que aquí en nuestro bendito país (Guatemala) a muchos les es difícil reconocer el buen trabajo, talento y/o habilidad que cada cual posee.

    Quizás es cuestión en envidia o ignorancia, cuando una crítica es constructiva es positivamente bueno, quizás cuando una crítica es destructiva pueda ser buena pero cuando hay fundamento, cuando es vaga no tiene sentido.

    Tal como indica Stephanie, cuando viene acompañada de propuestas y/o mejoras, bienvenidas sean.

    Por otro lado, si que hay talento, lo que falta son medios que permitan demostrarlo.

  3. Yo creo, que hay de criticas a CRITICAS, definitivamente que la diferencia es saber escuchar los comentarios, cuales son los que te serviran para mejorar, y cuales tienen el objetivo unico de destruirte. Nuestra cultura tiene mucho que ver… “el temor al que diran”… y a veces por eso dejamos a un lado nuestros sueños o ideales, y los que nos lanzamos tenemos que tener presente y estar atentos con escudo de acero para tener que soportar las criticas no constructivas, sino totalmente destructivas. Lastima que seamos asi… porque en su mayoria yo creo que aqui la gente no critica, sino destruye, hiere… y eso hace que muchos cada dia esten mas suceptibles y sin animo o deseo de emprender. Tenes que estar mil por ciento seguro que lo queres hacer y defenter tu idea a capa y espada de todo el mundo, siempre con oido abierto a las criticas y no a lo que comentan mucho en mayoria: DESTRUIR!

  4. Debiera de estar acompañada siempre una critica de las propuesta, también es cierto que un gran porcentaje de lo que consideramos critica destructiva y/o constructiva pasa por nosotros… de lo preparados que estemos para recibir una opinion… que a final de cuentas eso es no?

  5. Creo que hay que empezar por preguntarse si el pedacito de Guate que un “pone”, es nuestro mejor esfuerzo, si lo que hacemos lo hacemos buscando lo mejor. Si cada uno primero fuera auto-critico, todo estaría mejor, pero cuesta, mucho.

    Yo no soy amante de la crítica, pero también creo que sin ella estaríamos peor porque entonces creo sería mediocre conformarse con lo malo. Si recibes un servicio y puede mejorar, dilo, si recibes un servicio y es malo, qúejate; pero si recibes un servicio y es bueno felicita, aplaude, haz que destaque.

Responder a RomeroGT Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *