La vida que se va!

Nunca había experimentado situaciones en las que no tuviera las palabras para decir, cuanto lo siento. En las que no pudiera sentir empatía por el dolor que sienten, porque no lo he experimentado en esa magnitud. De lo que va del año, me he encontrado en la posición de escuchar y ver llorar personas queridas por la muerte de seres amados.

Si bien la muerte es parte de la vida y al nacer sabemos que en cualquier instante la vida se nos va, nunca estamos preparados para enfrentarla. Un amigo muy querido para mi que ha sabido brindarme una amistad muy cordial y cálida sufrió la perdida de su bebé, yo no pude comprender su dolor, no podía decir nada ante ese sufrimiento que lo desgarraba.

La hermana de una amiga muy querida recientemente perdió su bebé en el vientre, cuando se hizo el ultrasonido para conocer el sexo, tenía una semana de muerto el bebé a quien su familia esperaba con gran ilusión, ahora ella reposa superando la perdida y preguntándose qué paso, qué hizo mal, y todo eso a lo que tratamos de darle una respuesta que nunca llega.

Una estudiante universitaria a quien conocí a través de otros amigos, estaba embarazada de su cuarto hijo, estaba por terminar su licenciatura y murió en labor de parto. Hoy hablando con una amiga de quien no sabía desde hace mucho tiempo, me cometa que su madre ha muerto y él ahora vive solo.

Todas estas situaciones me pusieron en una posición en la que me sentía tan impotente. Cómo superar la muerte de las personas que amas. Cómo brindar consuelo cuando las palabras aveces no parecen ser las más indicadas. En varias de estas situaciones sólo pude deseas que Dios les diera fortaleza a quienes quedan vivos con tanto dolor.

Luego de hablar 5 horas seguidas sobre el tema con una amiga, llegamos a varias conclusiones que de alguna forma nos hacen sentido para estas situaciones. La primera quizás nos ayuda a calmar el espíritu en donde nos convencemos de que Dios tiene su voluntad y el nos da la vida y nos la quita. Por otro lado, no existen palabras para expresarlo, así que aunque parezcan ideas incoherentes simplemente debemos escuchar el dolor de los demás y de alguna forma servir de válvula de escape.

También pensé en lo frágil que es la vida, en un segundos estás y en otro simplemente la vida se te va! no queda tiempo de despedirse, prepararse porque simplemente es algo que pasa. Así que solo me queda desear que las personas que están pasando por esta dura situación logren agarrar fortaleza y seguir adelante.

21 thoughts on “La vida que se va!

  • July 12, 2008 at 6:05 am
    Permalink

    Tienes razón, es muy dificil encontrar las palabras adecuadas, sobre todo si nunca nos hemos visto en semejante situación, yo pienso que si algo nos ayuda a sobre llevar cualquier dolor y problema por grave que sea, es creer que existe un Dios, y aferrarnos a esa idea es nuestra tabla de salvación… para los cristianos es Dios, para los musulmanes Alá… cada cultura busca su propia manera de enfrentar el dolor, pero cuando ese ser supremo falta, entonces todo se vuelve insoportable…

  • July 12, 2008 at 7:51 am
    Permalink

    @Nicté, San Agustin decía que en el dolor hay cierta purificación, pero como humanos el dolor nos parece tan insoportable, sobre todo cuando no puedes hacer nada para remediarlo. Saludos, gracias por tu comentario.

  • July 12, 2008 at 10:32 am
    Permalink

    En lo que va de este mes, me ha tocado que estar junto de una amiga muy querida la cual perdio su bebe al 8avo mes de embarazo y para rematar este jueves pasado perdio a su mama, famila que conozco desde hace 10 años, crees saber como consolarlos pero en esos momentos se siente inutil uno al verlos pasar un rato amargo, sin poder ayudarlos como kisiera uno. Adios gracias, que todavia tengo a mis viejitos…

    Un comentario vago, pero comentario…

  • July 12, 2008 at 2:06 pm
    Permalink

    @Daniel, tu comentario no me parece vago, realmente uno trata de dialogar con el dolor, trata de entenderlo y lo que es peor aceptarlo tal cual, pero te peleas con ello y tratas la manera de mantener la calma, pero es allí donde nos damos cuenta de la vulnerabilidad de nuestro ser.

  • July 13, 2008 at 6:42 pm
    Permalink

    @Stephani Hace 4 años falleció mi hermano menor y creeme que lo único que me ayudo es contar con el apoyo de mis amigos, realmente no hay palabras que ayuden únicamente un corazón abierto a el dolor que estas sintiendo en ese momento, el simple hecho de que estés allí es suficiente la verdad no es necesario decir nada.

  • July 14, 2008 at 7:37 am
    Permalink

    @Abasme, gracias por compartir tu experiencia y tienes razón, aveces el simple hecho de estar le hace sentir a la persona que está sufriendo que no está sola. Gracias.

  • July 14, 2008 at 6:50 pm
    Permalink

    Así es, realmente es muy difícil decir algunas palabras, tal vez vale mas un abrazo fraternal en señal de apoyo.

    Son muchas las fases por las que se pasa, incluso a veces ni siquiera da tiempo de recordarlas o reconocerlas, el tiempo pasa y uno no se da cuenta.

    A raíz de la tragedia que sufrieron mis familiares resulté con varias enfermedades, entre ellas el corazón, los riñones y también me salieron canas en las patillas.

    Afortunadamente un mensaje como este (@stephanie, de un amigo mutuo) me hizo reflexionar a tiempo, antes de que NO los tuviera conmigo, los disfruté, les dije lo que quise, les regalé lo que estaba dentro de mis posibilidades, espero que los haya hecho felices.

    Pero uno nunca sabe, por que yo me preguntaba a quien perdería primero y me preparaba para ello, y resulta que perdí a tres seres queridos en un intervalo de 45 días.

    A pasado año y medio y todavía sigo llorando; mas intenso que en aquellos días, pero ya no tan seguido como antes, todos los días sigen dentro de mí, todavía me sigen regañando por mis acciones incluso a quien yo pensé enseñarle, me sigue enseñando mas de la vida que cualquier otra persona.

  • July 15, 2008 at 9:57 am
    Permalink

    @Nelson, lo que compartes es muy fuerte, pero como dices, será una cuestión de tiempo, de caer y volverse a levantar, de cometer errores con nuestras acciones pero también para modificar. Gracias por tus palabras.

  • July 18, 2008 at 5:56 pm
    Permalink

    yo creo que no hay que decir nada, y cualquier cosa, no son las palabras sino la actitud la hace sentir al afectado y tu amigo o amiga comoda, y no se puede insistir en tener un sentimiento que no se conocer. Y no por eso sos menos amiga o amigo del afectado (a). El tiempo tambien es consuelo, pero no el tiempo por si sólo, los amigos que quedaron despues, los que siguen ahi despues de lo sucedido, los que se acuerdan, los que guardan la acitud de querer apoyarte (y todos tiene derecho a alejarse y a cansarse de tratar de estar ahi). pero igual, todo depende de la situacion, de quien fue la persona, de quien es la que se quedo viva, de cual era la relacion, de la importancia.. y eso no se pregunta ni se entiende por que s privado.

    Si le van a rezar a dios, recenle por ustedes mismos que tienen vida, que los muertos asi se van a quedar, el tiempo ya no cuenta para ellos.

    y de verdad, es super dificil entender, pero si seguimos vivos es por algo, y los seres queridos que se fueron dejaron algo para nosotros aqui (espacio jajaja, son bromas.. ) dejaron valores, recuerdos lindos, experiencias, sentimientos, etc.. como para que nos lamentemos todo el tiempo por eso.

  • July 19, 2008 at 7:03 pm
    Permalink

    @ana, creo que el lamento es parte del dolor, no es que las personas no deban lamentarse, creo que lo deben hacer, lo importante es saber que como amigos debemos aprender a tener paciencia de comprender ese dolor y dejarlo ser. Tienes razón seguimos vivos por algo, pero creo que también la muerte es parte de ese sentido de vida. Gracias por tu comentario.

  • July 22, 2008 at 5:42 pm
    Permalink

    no, no se debe tener paciencia para comprender el dolor, por que no se comprende.. eso es a lo que me estaba refiriendo..a menos a que esperes a que se muera alguien cercano para entenderlo. a la gente hay que dejarla ser… y estar ahi cuando pidan de tu ayuda… pero eso solo se logra con actitud, y todos pueden estarlo y no estarlo y nadie sera juzgado por eso..

  • July 26, 2008 at 4:16 am
    Permalink

    Creo que cuando una persona cercana se va, es poco probable no lamentarse por las cosas que no le dijimos, o porque sencillamente te tomó de sorpresa. Pero últimamente he notado, que la mayoría de las personas lo pasan bastante más mal que antes. No estoy seguro si es por el nivel de vida que llevamos, por la poca comunicación que existe o porque no nos dimos el tiempo de acercarnos y entregar un par de minutos a escuchar. De lo que si estoy seguro, es que cuando ya no hay nada que hacer, vale mucho salir adelante y darle orgullo a ese nuevo ángel que nos cuida. Porque eso de llorar y no hacer nada, es la opción más fácil para estos casos, en cambio llorar y salir adelante, es una tarea que pocos han logrado.

  • July 26, 2008 at 6:59 am
    Permalink

    @Marvin, tienes razón existen muchas personas que conozco que no logran salir de ese dolor, constantemente están recordando lo que sintieron y posibles culpas, sin duda el ser humano es tan complejo y todos manejamos las emociones de maneras diversas que aveces es irracional para otros. Saludos.

  • August 14, 2008 at 5:48 pm
    Permalink

    Yo también he tenido que enfrentar el dolor de las personas a quienes se les van los seres queridos, la verdad, solamene me he limitado – ya que no me brotan las palabras – a abrazar fuerte.

    Mi viejo falleció hace cinco años y a partir de allí y de todas las personas que llegaron, solamente algunos amigos han estado conmigo siempre; lo digo ya que ahora mi madre está enfermita y hasta que la tenga aquí conmigo, pienso que los amigos estarán. (en serio, ni mis propios familiares!)

    Saludos!

  • August 27, 2008 at 11:03 am
    Permalink

    Hola Stephanie,le cuento que don MRM nos menciona en su columna de hoy en El Periódico, ya le respondí.

    Me cuenta

  • August 31, 2008 at 8:54 pm
    Permalink

    @Pirata Cojo, que gusto saludarle por estos rumbos virtuales, me di cuenta de la mención, varias personas me escribieron para comentarme, qué alegre verdad, que bueno que con nuestros espacios y opinión hagamos reflexionar a los denominados intelectuales del país.

    Ahora, lo que esperamos saber de aquí a un tiempo es que a pesar de toda su molestia con los medios visuales y virtuales en un futuro, quizás, de forma inevitable, él tenga que formar parte de nuestro tag como “blogero”, porque si es intelectual, como tal, debe estar actualizado con los medios de comunicación, que sin duda esto apunta cada vez más a este espacio. Saludos!

  • October 22, 2008 at 6:07 pm
    Permalink

    Si yo también viví una situacion similar con una amiga, quien perdió a su bebe de 4 meses, como nació prematura ya de por sí no llevaba las de ganar, sin embargo fue un gran logro que haya logrado llegar a los 4 meses.

    Fue la primera vez que no supe que hacer, aunque había estado acompañandola desde el inicio de su embarazo hasta el entierro, lloré con ella todas las veces que fueron necesarias, mi hombro siempre estuvo presente para consolarla para tanto dolor que ella sentía.

    Hoy a un año de ese trágico desenlace, aún la atormentan tristes recuerdos y ahi estoy como amiga para volver a consolarla y procurar recordarle la alegría de estar en este mundo.

  • December 25, 2008 at 10:50 am
    Permalink

    Hola a Todos !

    Si alguien quiere leer algunas lineas que quizas los ayude a mitigar ese dolor, les dejo el siguiente link:

    http://www.claudiomdominguez.com.ar

    Buenas Fiestas para Todos

  • May 21, 2010 at 12:24 am
    Permalink

    Gracias Stephanie, su entrada es más que pertinente: es vital para un mundo que ha estado sumergido en el afán y la ansiedad. Donde casi no se enseña el valor de la vida, pues muchos viven como si nunca fueran a morir… por eso causan cualquier clase de problemas personales, familiares y sociales.

    Sencillamente recuerdo las palabras de un hombre sabio: Job. Quien dijo: “Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Dios dio, y Dios quitó; sea el nombre de Dios bendito” (1:21)

    Más con todo, solo los que buscan a Cristo pueden experimentar algo que sobrepasa todo entendimiento: el amor de Dios y la paz interna que produce el saber que solo en Cristo Jesús tenemos vida Eterna.

    Bucaramanga, Colombia.

  • November 2, 2010 at 4:59 pm
    Permalink

    la muerte solo caminana cuando tu la buscas., ay personas que en su interior ya estan muertas… como otras q por asar del destino les llega la muerte., nadie se explica el porque solo se dice HERA SU HORA ya esta con dios etc.
    pero ese dolor, sentimiento, en algunos casos perder la cordura, las infinitas horas,minutos, segundos LO CURAN.El caso es el dolor interior que no se puede dejar atras es superable.conosco personas que prefieren vera su ser querido tres metrs bajo tierra solo asi la muerte q en vida lleva tendra su paz y la familia su resignacion………..vidas

  • January 11, 2012 at 12:25 pm
    Permalink

    Dios te Bendiga Stephanie, La muerte representa el verdadero nacimiento eterno. Tenemos un cuerpo, alma y espiritu, solo vemos el cuerpo, pero no podemos observar el alma ni el espiritu. Nos cuesta superar el dolor de la ausencia fisica, pero realmente debemos vivir apegados a los principios y preceptos de Dios y creer plenamente en Jesucritos que es la unica puerta para que nuestra Alma regrese al sitial de honor de nuestro Padre Celestial. Jesus dijo: Yo soy la puerta, él que por mi entra será Salvo. Juan 10:9. Te deseo el mayor de los éxitos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>