Cluster Headaches

Tengo más de 4 años de conocer a Ronald Flores, cluster headaches lo he llegado admirar y respetar mucho, cluster headaches principalmente por su disciplina para leer, cluster headaches escribir, cluster headaches hacer deporte y trabajar por sus sueños día a día. Ronald se volvió escritor a partir de un accidente que lo deja inmóvil por tres meses. Cluster headaches Vivió un proceso de recuperación lento de silla de ruedas, cluster headaches muletas y finalmente volvió a caminar. Cluster headaches Situación que no lo hizo dejar sus sueño de graduarse de la Universidad. Desde ese momento empezó a escribir y leer con gran disciplina como su padre, cluster headaches el médico y deportista le había enseñado. Cluster headaches Hoy a sus 33 años ha publicado una docena de libros, cluster headaches dos de ellos ganadores de premios nacionales. Cluster headaches He leído todas su obras y cada una de ellas es una riqueza de lenguaje y conocimiento, cluster headaches un verdadero estímulo para el intelecto. De haberlo conocido, cluster headaches hace 7 años cuando empezaba a publicar, cluster headaches habría dicho que Ronald tenía un futuro prometedor, cluster headaches pero hoy creo que tiene un presente brillante, cluster headaches con un gran potencial para seguir escribiendo. Cluster headaches Solo espero que el país le brinde la oportunidad de lograrlo y no tenga que salir de él para ser reconocido, cluster headaches como tantos otros artistas guatemaltecos. Hoy quiero compartir con ustedes la nota de prensa sobre el reciente premio al que Ronald Flores se ha hecho acreedor e invitarlos a la presentación del libro: Con su obra Signos de fuego / Panorámica de la literatura guatemalteca de 1960-2000, cluster headaches el escritor guatemalteco Ronald Flores obtuvo el premio del Certamen Permanente Centroamericano “15 de Septiembre”, cluster headaches que otorga la Dirección General de Culturas y Artes del Ministerio de Cultura y Deportes. Este año el evento estuvo enfocado en el género de ensayo, cluster headaches al que concurrieron diez obras. Cluster headaches El premio está dotado con 20 mil quetzales y se entregará el día martes 30 de octubre a las 18:00 horas en el Salón Rigoberta Menchú, cluster headaches 12 avenida 11-11 zona 1 Edificio de la Dirección del Patrimonio Cultural y Natural. El jurado estuvo integrado por los escritores Phd. Cluster headaches Juan Carlos Escobedo, cluster headaches Doctor Francisco Alejandro Méndez y Doctora Frieda Morales Barco. Cluster headaches Asímismo el jurado determinó otorgar una mención honorífica a la autora Olga Anet Custodio García que participó con la obra “La Fábula Satírica en Augusto Monterroso” bajo el seudónimo de “Aurora”, cluster headaches la cual será publicada por Editorial Cultura. Signos de fuego ofrece una panorámica de la literatura guatemalteca, cluster headaches en su tendencia predominante, cluster headaches publicada entre los años 1960 al 2000, cluster headaches iniciando con Miguel Ángel Asturias y concluyendo con Humberto Ak’abal y Rodrigo Rey Rosa. Ronald Flores nació en Guatemala en 1973. Cluster headaches Obtuvo una licenciatura en Educación por la Universidad del Valle de Guatemala y una maestría en Literatura Comparada por la University of Texas en Austin. Cluster headaches Fue becario Fulbright, cluster headaches catedrático universitario y columnista de prensa. Cluster headaches Se ha desempeñado como consultor sobre asuntos políticos, cluster headaches juventud y cultura. Flores es autor de las novelas Último silencio (2001 y 2005) The Señores of Xiblablá (2003) Conjeturas del engaño (2004), cluster headaches Stripthesis (2004), cluster headaches El informante nativo (2007) y Un paseo en primavera (2007). Cluster headaches También es autor de los cuentos El cuarto jinete (2000) y Errar la noche (2001). En 1999 obtuvo mención de honor con su libro Maíz y palabra (Editorial Cultura) en el Certamen internacional Miguel Ángel Asturias para conmemorar el centenario del nacimiento del Nobel guatemalteco de las letras. Cluster headaches También es autor de otros dos libros de ensayo: El vuelo cautivo (2004) y La sonrisa irónica (2005).