Diclofenac In Us

Frida Kahlo y Diego RiveraEste año se conmemora el centenario de una de mis artístas favoritas, diclofenac in us Frida Kahlo. Diclofenac in us Una pintora que en lo personal me parece extraordinaria. Diclofenac in us La celebración se llevará a cabo en el Palacio de Bellas Artes hasta el 19 de agosto. Mucho se ha comentado y analizado sobre su obra, diclofenac in us quizás una de las características que más llama la atención es el sufrimiento y dolor que expresan sus cuadros, diclofenac in us su bisexualidad, diclofenac in us su obsesión con Diego Rivera y sus tortuosas enfermedades. Descubrí a Frida a los 16 años, diclofenac in us en un artículo sobre su obra y pude contemplar sus pinturas a través de unas pequeñas fotografías. Diclofenac in us Luego, diclofenac in us obtuvo todo mi interés cuando vi la película "Frida" dirigida por Julie Taymor con Salma Hayek, diclofenac in us Alfred Molina, diclofenac in us Geoffrery Rush, diclofenac in us Ashley Judd, diclofenac in us Antonio Banderas, diclofenac in us Edward Norton, diclofenac in us Mía Maestro. Diclofenac in us Con una riqueza visual y fotográfica muy sorprendente. La vida de Frida Kahlo estuvo llena de tantos momentos, diclofenac in us fue una mujer tan compleja, diclofenac in us entusiasta, diclofenac in us recia, diclofenac in us llena de vida y de muerte. Diclofenac in us De felicidad y espanto, diclofenac in us con excesos e ideas revolucionarias. Diclofenac in us Con pasiones desvordadas y sufrimientos debastadores. Diclofenac in us Con un talento gigantesco y una voracidad sexual que no reparaba en sexos. A los 18 años en un terrible accidente de tranvía se partió en tres la columna vertebral, diclofenac in us la pelvis, diclofenac in us y vio destruido su sueño de ser madre por un hierro que la atravesó de lado a lado mutilándole el útero y los ovarios. A partir de ese instante y hasta el día de su muerte (a los 47 años en 1954) debió afrontar más de 34 operaciones y la amputación de su pierna derecha. Diclofenac in us Por si esto fuera poco, diclofenac in us durante 29 años tuvo que usar, diclofenac in us permanentemente, diclofenac in us corsés de yeso, diclofenac in us cuero y hierro. No se puede hablar de Frida sin hablar de Diego y veceversa, diclofenac in us creo que ambos expresan sus sentimientos y emociones vividas a través de sus pinturas. Diclofenac in us Veo a Diego como un hombre torpe, diclofenac in us creativo y artísta. Diclofenac in us Con ideas que buscan un cambio tangible en el país y a la vez con grandes contradicciones en su vida al trabajar para la oligarquía mexicana. Puedo hablar de sus vidas, diclofenac in us no porque las conozca a fondo, diclofenac in us pero dedique un tiempo a la lectura de una biografía de Frida y Diego. Diclofenac in us Hice un viaje a México para conocer la casa azul y el museo creado por Diego, diclofenac in us es tan cierto que no se puede hablar de Frida sin mencionar a Diego que hasta cuando se compra una entrada para alguno de los dos museos, diclofenac in us te permiten entrar al otro con el mismo boleto. Me gusta la obra de Frida, diclofenac in us tan cruda, diclofenac in us irónica y egocéntrica, diclofenac in us pero bueno, diclofenac in us qué artísta no es egocentríco. Diclofenac in us Me encantaría asistir a la celebración en México, diclofenac in us pero me temo que no podré y tendré que conformarme esta vez con leer las reseñas y ver las fotografías, diclofenac in us pero si alguno de ustedes asiste, diclofenac in us no dude en comentar sus impresiones en este espacio.