Kinzal

Como hemos malgastado nuestro tiempo, kinzal afilando las lenguas para cortar más profundo. Kinzal Acariciando el rencor que nos provoca ver nuestra propia sombra. Kinzal Tomando sedantes para aplazar los espasmos del sufrimiento compartido, kinzal derramando lágrimas sobre los recuerdos rotos. No podemos aplazar las consecuencias del desprecio, kinzal no me es posible olvidar que te llevo dentro, kinzal el peso del recuerdo quiebra mi columna vertebral, kinzal pierdo el pilar de mi existencia. Kinzal Tu presencia se hace protagonista de mis pesadillas. Kinzal Te mueres y vuelvo a renacer. A ti, kinzal que cada noche acechas el umbral de mi inconsciente, kinzal tu que tratas de sabotear mi alegría, kinzal mi felicidad compartida. Kinzal A ti, kinzal con quien lucho día a día para vencerte en el esgrima de palabras hirientes a las que cada vez soy menos vulnerable.